Punto festón: Cómo coser a mano y a máquina

Coser supone un continuo reto de aprendizaje e innovación, buscando nuevos detalles y acabados. Una de las puntadas que podemos realizar es el punto festón, cuya versatilidad nos permitirá dominar más de una técnica de costura.

¿Qué es el punto festón?

El punto festón es uno de los tipos de puntada que podemos utilizar para coser bordados y remates de borde sin que sea necesario un dobladillo. También sirve para decorar la colocación de dibujos de aplicaciones en tela.

Habitualmente, se trabaja a mano o con máquina de coser en trabajos de patchwork, aunque últimamente también se aplica en trabajos de macramé. Para su elaboración, se van realizando una hilera de puntadas de festón que unen puntos.

Tipos de punto festón

Abierto: Es la puntada festón más usada, tanto para mantas como para hacer remates para manteles. Los puntos decorativos de costura a mano o máquina que aporta este tipo de festón lo convierten en el festón más adecuado para ello.

Ondulado: Cambia la longitud de la puntadas realizadas de forma vertical, dejando un efecto de cascada o desigualdad.

Festón doble: Se realiza una doble pasada entre los festones abiertos

Inclinado: Las puntadas verticales no están rectas, sino que se varía la inclinación

Festón cerrado: Similar a los puntos que se realizan en ganchillo

Festón cruzado: Decorativo, donde se van cruzando los puntos en forma de cruz

Ruedas de festón: Trabajo en círculos

Punto festón a máquina: Cómo se hace

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que cada modelo y marca ofrece un diferente tipo y número de festón. Una vez hayamos comprobado en el manual de instrucciones si nuestra máquina de coser cuenta con esta función, deberemos usar un prensatelas de ziz-zag

Seleccionaremos el ancho de puntada máximo y colocaremos hilos de color que resalte en la tela escogida. Si nos preguntamos cómo coser aplicaciones en tela a máquina sin que se muevan, la clave estará en usar una entretela termoadhesiva. Además, podemos usar una patilla transparente para poder ver cómo va avanzando el punto festón paso a paso. Con cuidado, iremos pasando el contorno de los dibujos para aplicaciones que hemos elegido. A la hora de girar la tela, bajaremos la aguja. Este tipo de puntadas se pueden usar tanto en camisetas, macramé, fieltro o para arreglar pantalones.

Punto festón a mano

Uno de los inconvenientes de hacer punto festón a mano, es que la puntada que demos, debe ser regular. Es decir, debemos dejar el mismo espacio entre punto y punto para que el resultado se vea uniforme en el fieltro o tela. De lo contrario, no quedará limpio. Si queremos un toque diferente al hacer este tipo de puntada en camisetas u otras prendas, podemos alterar los puntos verticales a la hora de coserlos. Al igual que ocurre cuando lo hacemos a máquina, es importante el hilo que elijamos. Nuestra recomendación, es escoger un hilo un poco más grueso de lo habitual, para que resalte mejor.

Para empezar, enhebramos la aguja y haremos un nudo al final. Dejaremos un extremo más largo que el otro, de 15 a 30 centímetros. En la dirección escogida para empezar a coser, metemos la aguja desde la parte trasera hacia la delantera. Lo mejor será hacerlo a 1 centímetro del borde. Llevamos el hilo por el borde de la tela hacia atrás, dirigiéndonos al primer punto que hemos hecho. Metemos la aguja por el círculo que hemos creado para fijar el hilo. 

Para coser el borde, insertamos la aguja en el extremo superior de la línea de costura que hemos creado. De nuevo, pasamos la aguja por el bucle creado creando el primer punto de festón cerrado. Los siguientes pasos consistirán en repetir estos pases a lo largo de los puntos de base. Cuando dominemos los pasos siguiendo el tutorial, podremos innovar añadiendo punto de festón bordado cambiado los hilos de color.

Remates para mantas de lana

Otra de las aplicaciones de las puntadas a mano de festón, son los remates para mantas de lana. Para poder terminar este tipo de tejido, lo que haremos será pasar el hilo entre las dos telas que juntaremos, haciendo coincidir ambos bordes correctamente. Para evitar que se vea el inicio del nudo de la cadena del punto festón, nos aseguraremos de que este quede fijado hacia el interior de ambas. De lo contrario, deberemos rectificar las puntadas a mano realizadas para que el acabado sea más limpio. Como hemos explicado anteriormente, crearemos un pequeño bucle, evitando que se nos cierre de inicio. Pasamos el hilo por la parte de atrás del anillo creado, tirando para crear el primer punto festón de nuestro remate para el borde de una manta.

 De nuevo, a medio centímetro, repetimos este procedimiento creando los puntos donde se creará nuestro remate. Cuando lleguemos al borde de la tela, haremos la cadena a la distancia deseada, ayudándonos de girarla en el sentido deseado. Continuaremos hasta crear el remate para mantas completo. También estos puntos decorativos de costura a mano pueden ser aplicados para hacer remate en un mantel. En ocasiones, es utilizado para hacer punto de ojal, pero debemos tener en cuenta que no será tan resistente como la puntada de ojal que podremos hacer con el ojalador.

Punto festón para aplicaciones

Dentro del mundo del punto de patchwork, el punto festón para aplicaciones es muy utilizado. Es una forma sencilla para añadir detalles en nuestro proyecto que dan un toque diferente, cosiendo un tejido de fondo. La recomendación en estos casos es usar un hilo de bordar de un cabo y telas 100% algodón. Aunque el punto festón a mano nos servirá para asegurar y decorar, usaremos una entretela termoadhesiva para evitar que se deshilachen los dibujos para aplicaciones en tela.

En nuestra tienda online, encontrarás los materiales necesarios para hacer punto festón a mano y máquina. Si necesitas asesoramiento, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte para llevar a cabo tus proyectos de costura.